INSCRÍBETEAHORA
¿Tienes alguna duda?
Foto tomada de CNN Health.
CÓRRELE AL COVID-19

Ya no habrá más miradas de reojo. Volverá a tener sentido despertarnos a las 5:30 de la mañana. Y no tendremos que ir al supermercado muy de vez en cuando, a paso de tortuga. Qué alivio que se terminen esas caminatas insulsas en el garaje del conjunto, las horas de barrer y trapear, tragando polvo y agua con jabón. Para nosotros han sido semanas indignantes, no solo de encierro, sino casi de olvido; arrumados como trastos viejos o sacados para hacer unos oficios aburridísimos.

Nosotros… ¡ay!... que estábamos acostumbrados a salir casi todos los días, no como esos pares para ir a fiestas, a los que les da igual si los sacan a bailar o a un bar, siempre de noche, siempre con frío y oscuro, para al final recibir la misma queja, que tallan, que son muy altos, que qué dicha quitárselos.

No, con nosotros no les pasa nada de eso. Somos clase y calidad aparte. Pero llevamos días sin pisar la calle como nos lo merecemos, tratados como si fuéramos perritos de compañía y no las máquinas de velocidad y poder que las hacen tan felices, que las llevan a dar buenos paseos, que nunca las dejan botadas por ahí o que no ven la hora de tirarlos lejos. No, eso no: siempre de regreso a casa y contentas, satisfechas. ¡Jamás -vale repetir-, jamás nos habían tratado así! Si acaso un malestar, una gripa o muy mal clima. ¿Pero este encierro?

Los primeros días vaya y venga, la cepillada en el lavadero, permanecer patas arriba y con la lengüeta afuera esperando a que escurriéramos, a que nos secáramos bien. Pensamos que eran gajes del oficio y creímos que era cosa de horas volver a salir. ¡Qué mal estábamos! La primera bofetada fue con las pantuflas, que casi no se quita Silvia en las primeras semanas. Luego, la chancla para hacer oficio. Y solo de vez en cuando nuestro turno, pero a barrer el patio o a tragar agua con el trapero.

Esta mañana empezó a hablarnos de nuevo. Está contenta después de varios días de refunfuñar. “El martes vamos a salir a correr”, eso dijo mientras nos desenterraba del fondo del closet, rescatados debajo de las malditas pantuflas. “Máximo una hora, será a las seis, y que Diego despierte a los niños, les haga el desayuno y yo llego para dejarlos en la nueva ruta al colegio: el computador”. Habla sola, como la mayoría de las mujeres.

Hace más de un mes que no vamos al paradero de los niños; más de un mes sin pisar el parque, sin cruzar por la esquina de la tienda de Arley, sin el café y los cuentos del después. Volver a correr, ese ha sido el tema de la mañana en esta casa, de todo el fin de semana y desde la semana pasada cuando decidieron que los runners, ciclistas, patinadores y caminantes puedan regresar a hacer algo de deporte al aire libre, individualmente y a buena distancia unos de los otros.

- Mínimo cinco metros - le grita Diego desde la cocina.
- Y mejor si son diez - le insiste –. Y si vas a correr en vez de trotar, pues quince o veinte, mejor.
- Y con tapabocas- vuelve y le dice, como si ella no lo supiera.

Ahora hay que correr lento, dice el periódico, dicen los expertos. Todos hemos perdido estado físico y será más fácil recuperarlo trotando día de por medio, al menos a los que corremos en Bogotá.

- Y llevo mi botellita de agua, no toco nada, no entro a las zonas de juegos o de máquinas del parque; y al regreso lavo las suelas con agua y jabón o con lejía antes de entrar, ya sé… - le responde desde el cuarto.
- Y los dejo afuera de la puerta del apartamento, como ya lo hablamos. De ahí a bañarme- remata Silvia con carita de satisfacción.

Qué nos importa que al regreso nos echen jabón o hipoclorito diluido en las suelas, vale poco que nos dejen de puerta para afuera. Vamos a volver, vamos a volver. Que amanezca más temprano, la felicidad no da espera.

Foto tomada de Forbes Staff. PASO A PASO PARA GANARLE AL COVID-19

Los protocolos de higiene después de correr son dispendiosos. Al menos le toman unos 10 minutos, Así que calcule ese tiempo en su jornada deportiva, por si tiene una teleconferencia o alguna labor posterior.

1. Si no ha mantenido una rutina estructurada de ejercicio en este mes de encierro, la recomendación es empezar por caminar o trotar lento. No es una carrera ni un reto: el propósito es retomar una rutina de entrenamiento a favor de mente y cuerpo.

2. Los implementas básicos: tapabocas e hidratación. El tapabocas es obligatorio si hay más gente trotando por el mismo circuito. Siempre lleve a mano un tapabocas. Si la hora del día lo permite, corra con gafas deportivas.

3. El trote es individual. No se puede salir en pareja. Trote lo más alejada de la gente que pueda. Tiene un radio de 1 km de distancia desde la puerta de su residencia. Algunas referencias en Bogotá (puede entrar a la página web Google Earth y medir la distancia hasta donde le es permitido correr):

  • Todo el Park Way, carrera 24 entre la 45 y la 36, son 965 metros, así que con esa distancia, corrida varias veces, si vive cerca, tendría más que suficiente.
  • El parque de Ciudad Salitre, arrancando de la Fiscalía hasta el final, tiene un poco más de un kilómetro. Si vive en la zona, ese puede ser su eje de referencia.
  • El Virrey, ese parque que va de la carrera 8 con 87 hasta la Autopista, tiene 1.5 km. Otra ruta lineal que, ida y vuelta desde su casa, si vive cerca, sería su zona de trote.
  • El trazado que va con el canal de Los Molinos tiene casi 2 km desde la carrera 9 con 108 hasta la Autopista. Si vive más cerda de la 9na, evite cruzar la Av 19, regrese por la ruta hasta su casa. Y si vive debajo de la Av. 19, suba como máximo hasta la carrera 15 y regresa.
  • El perímetro externo del Parque de El Tunal tiene poco más de 3km, y el sendero peatonal interno, 2km.
  • El perímetro del barrio Niza, en la Avenida Suba, entre la calles 118 y la 127, son dos kilómetros, por lo cual si sale a correr desde una calle en el corazón de este clásico de Bogotá, de allí a cualquier borde de este barrio serán menos de 600 metros. Corriendo por dentro y por los bordes de Niza tendrá un rango de movimiento suficiente.
  • El Parque la Vida, en la 159 entre 14 y 13, no llega a los 800 metros en su perímetro.
  • El perímetro total del barrio Pablo VI tiene 2.5 km, es decir, desde cualquier punto al otro extremo estará en el radio previsto.
  • 2.700 metros tiene la Alameda que empieza en la 170, abajito de la carrera 9 y que va hasta la 183. Esa ruta llega mucho más allá, hasta la 200, al borde de los cementerios.
Foto tomada de Canal 1.

4. Si va a correr, que sean unos 15 metros de distancia. Si corre más rápido de quien va adelante, disminuya el paso y déjela ir o adelante abriéndose hacia su mano izquierda, dejando al menos dos metros de distancia. Avisar que va a pasar será un gesto de responsabilidad. Y si va a trotar, mantenga mínimo 5 metros de distancia de los demás corredores.

5. Si ve que viene otra corredora de frente, ábrase hacia su derecha y deje al menos dos metros de distancia.

6. Recuerde que todos sudamos, podemos botar algo de saliva y es mejor mantener una muy buena distancia, además del tapabocas. ¡Y no se toque la cara!

7. Si es de esos corredores que escupe, por higiene, cultura y salud ciudadana es mejor que se abstenga. Y si tose o estornuda, que sea en su propio codo.

8. No toque nada por el camino: ni barandas de parques infantiles, ni los gimnasios en parques públicos, paredes, puertas o lo que sea. Concéntrese en correr.

9. Al regreso, antes de entrar al edificio o a la casa, limpie bien la suela de los tenis. Agua con lejía, con alcohol o simplemente un atomizador con agua y jabón es mandatorio. Prepare ese kit se aseo si en la portería de su edificio/conjunto no lo tienen.

10. Al regresar lávese las manos de inmediato, no se toque la cara si sudó. Si en su casa o edificio hay un dispensador con alcohol o antibacterial, úselo siempre.

11. Si se monta a un ascensor, no oprima el piso con el dedo, hágalo con el codo. No toque nada de nada, en lo posible.

12. Una vez en la puerta de su casa, quítese los zapatos y déjelos afuera o los lleva directo al lavadero para limpiarlos de nuevo. No pise el suelo de su casa con los zapatos que ha usado en la calle.

13. Lávese las manos, luego la cara o métase a bañar de inmediato. Sonría de nuevo.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO:



BLOGUERA
SOY ADRY GÓMEZ

Mi viaje lo disfruto desde mis pasiones. El diseño, la moda, correr, inspirar, amar, crear, equivocarme, soñar. Valorar lo que soy desde mi diferencia para entender y dar sentido a otros desde la creación de una prenda hasta una marca. Mi vida es una carrera en la que soy libre, enérgica, ligera, en la que me conecto con mi ser y fluyo cómo mi sangre y con ella mi creatividad y mis sueños. Y con los latidos de mi corazón doy vida a nuevas marcas para que juntos lleguemos a la meta. Amo crear y amo correr!!

BLOGUERA
SOY POLY MARTÍNEZ

Tengo ya los suficientes kilómetros en los pies para decir que correr es, ante todo, meditación en movimiento. Soy una corredora común y corriente, periodista y madre de dos. Con los tenis puestos, he logrado llegar a lugares increíbles, conocer ciudades y conquistar montañas. De paso, me ha ayudado a trazar mi propio camino en la vida. Entrenar es lo mío, compartir lo que sé del running y acompañar a otr@s a descubir las delicias de correr. Una maratón al año no hace daño, es mi lema. Mientras tanto, bienvenidas todas las 21k, 15k y 10k posibles.

SIGUENOS EN REDES

COMENTA AQUÍ

NOVEDADES

 

$124,900

IVA INCLUIDO
 

$62,990

IVA INCLUIDO
BOGOTÁ Y MEDELÍN: Los tiempos de despacho podrían variar durante el periodo de aislamiento obligatorio decretado por la Presidencia de la República de Colombia, Mayor información +57 320 4381364 (vía telefónica o vía WhatsApp).
ENTREGA EN PUNTO DE VENTA: Por temporada de aislamiento obligatorio, te recomendamos que realices tu compra para envío a tu domicilio.
¿Tienes dudas sobre el proceso de compra?, llámanos al +57 320 4381364 (vía telefónica o vía WhatsApp) y te asesoramos (L-V 9am a 6pm).
O escribe a: acliente@tiendacarreradelamujercolombia.com