¿Tienes alguna duda?
MANTENGAN EL PASO EN FIN DE AÑO

La verdad verdadera, la que no se puede embolatar, por mucho carameleo y disculpas con las que tratemos de maquillarla, es que solo una persona puede decir qué va a pasar con el entrenamiento durante la temporada de fin de año. Y a que no adivinan quién es...

Cooorrrreeecto: ¡Cada una de nosotras! Ya sé que sería mejor una receta maravillosa, como la de una buena torta de Navidad; algo fácil y ligerito para consumir sin pensarlo mucho, como esos pasabocas de las novenas o los traguitos de aguinaldo. ¡Un buñuelo al año no hace daño! ¿Y qué me dicen de esa cajita de chocolates trufados, ahí al alcance de la mano?

Pero en esto de no perder el impulso que traen luego de un año de entrenamiento, de esas subidas a Monserrate, las horas de parque con prácticas y estiramiento, las pruebas de 5k, la maravillosa Carrera de la Mujer y los logros personales y los retos para este 2019 que ya llega, todo eso no se pierde si en medio de los pastores del Belén, del pero mira cómo beben los peces en el río (no beben guaro… baben agua, al clima) cada una da un paso atrás y analiza la situación y, con un criterio reposado, hace un plan de acción para superar la prueba más difícil siempre: mantener el ritmo de entreno por entre las fiestas de diciembre y enero.

Nadie está diciendo que se maten entrenando, a menos que vayan a correr la maratón o media maratón de Miami, a finales de enero; nadie les está pidiendo que en estos meses cuando todo sube –la báscula, los restaurantes, las cuotas en las tarjetas de crédito, los servicios, los taxis- ustedes aumenten el número de kilómetros y días de entreno, pero además le bajen a los postres, las delicias y al bailoteo.

La idea es otra: cuadrar desde ya el programa de entrenamiento o mantenimiento, si prefieren esa palabra. El ideal, dicen los entrenadores, es que continúen con el mismo esquema que traían, como si el tiempo se hubiese detenido en agosto o julio, donde andaban tan juiciosas y enfocadas. En diciembre y enero es lo mismo, pero con otra decoración. La motivación para seguir corriendo en estos días no va a llegar empacada en una cajita con moño. Solo puede provenir de cada una de ustedes y, si lo planteamos como equipo, es posible con el apoyo que logremos darnos entre nosotras. Acudan a su socia de running de confianza y ayúdense por el camino largo y culebrero de despedida del Año Viejo y saludo al Año Nuevo.



Tips para no sucumbir

Les cuento unos datos que pueden ayudar a que no bajen la guardia del todo, tiren la toalla, lancen los tenis por el balcón y tengan que arrancar enero de ceros. Dejar de correr durante un mes, digamos del 7 de diciembre, empezando con las velitas, para cerrar la temporada de relajo el 7 de enero, con la salida de los Reyes Magos, significa perder algo así como el 15% del buen estado cardiovascular logrado en todo el año. Eso sin hablar de que dejar de correr totalmente, cero kilómetros por hora, no le ayuda precisamente en estos días de excesos. Correr es otra forma de procurar el equilibrio, de un pecadito aquí pero un trotecito allá.

¿Cómo enfrentar al poderoso Niño Dios con sus novenas, a Papá Noel con tantos duendes y amigos llenándonos de felicidad y de comida? Aquí, unos trucos:

  • Haga un plan de correr específico para las vacaciones; escríbalo definiendo días, horarios ajustados al lugar donde vaya a estar. Se trata de mantener los beneficios de correr y el ritmo que traía, de paso. Correr tres veces a la semana, pero bien corridos esos días, bastará y además reducirá la ansiedad por los tamales de más.
  • Sea realista: no se trata de mejorar sus tiempos (PR) y aumentar la distancia en estas vacaciones, a menos que su plan sea internarse en un campamento de atletismo. Busque un día a la semana para hacer distancia y otros dos para entrenar intensidades, corto, pero a fondo. Todo con juego de cintura, dispuestas a madrugar un poco o a sacarle tiempo en la tarde.
  • Es clave, realmente importante, que cuide lo que come en este mes. Piénselo en términos del placer de correr, de ir livianita junto a la playa, trotando cual sirena (es un decir…). A ver: no se trata de que se prive de lo que le gusta, sino de que se mida. Espacie los tiempos entre comidas, no ande por ahí picoteando y procure comer muy sano. Y si va a una cena, empiece por la proteína, luego cómase el paisaje y deje para lo último las grasas y harinas refinadas.
  • Cuadre citas para salir a correr con amigos. Esa es una de las grandes motivaciones de la temporada, solo superada por correr en familia, buscando que alguno de los suyos se una y disfrute el paseo, la conversación o el jugo después. Correr a ritmo relajado, alegre, familiar.

Y establezca rituales, que son maravillosos en estas épocas. Yo tengo tres que mantengo desde hace años: el 24 hago una montada en bici corta, sustanciosa y con amigos para celebrar. El plan es relajado, muy temprano para tomamos un jugo o comer algo y abrazarnos fuerte para despedir el año y agradecer la amistad. Esa convocatoria toca hacerla desde ya, además de recordarles cuando se acerca la fecha.

Después, el 25 de diciembre… Me encanta salir a correr, ver a los niños estrenando bici y patines, a los papás tratando de enseñarles a pedalear, a guardar el equilibrio. El 25 de diciembre es un día feliz, despejado y deliciosos para trotar. Y, por último, el que más me gusta: correr el 1 de enero. El primer día de cada año lo corro, sí o sí, y desde hace años. Normalmente salgo con mi hermana, porque toda la familia coincide para las fiestas, pero si no está, me voy sola; el 1 de enero es como de mal gusto buscar parche para correr (incluido el amorcito que tiene al lado), a menos que haya sido acordado mucho antes.

El primero de enero es un gran día para pensar en las carreras que queremos hacer en el año, al menos una trimestral (marzo 3 , Run Tour Avianca en Bogotá). Es un día despejado, de calles vacías, como nuevas, sin ruido, para nosotras mismas. Para trazar metas y propósitos realistas, verdaderos.

Y también es el día mandado para estrenar, así que guarden al menos un par de medias nuevas para correr y se las ponen ese día, como amuleto y pensando en que están dando el primer paso para un 2019 lleno de kilómetros, maravilloso por los encuentros por venir. Nada como empezar el año dándonos tiempo a nosotras mismas.


COMPARTE ESTE ARTÍCULO:



BLOGUERA
SOY ADRY GÓMEZ

Mi viaje lo disfruto desde mis pasiones. El diseño, la moda, correr, inspirar, amar, crear, equivocarme, soñar. Valorar lo que soy desde mi diferencia para entender y dar sentido a otros desde la creación de una prenda hasta una marca. Mi vida es una carrera en la que soy libre, enérgica, ligera, en la que me conecto con mi ser y fluyo cómo mi sangre y con ella mi creatividad y mis sueños. Y con los latidos de mi corazón doy vida a nuevas marcas para que juntos lleguemos a la meta. Amo crear y amo correr!!

BLOGUERA
SOY POLY MARTÍNEZ

Tengo ya los suficientes kilómetros en los pies para decir que correr es, ante todo, meditación en movimiento. Soy una corredora común y corriente, periodista y madre de dos. Con los tenis puestos, he logrado llegar a lugares increíbles, conocer ciudades y conquistar montañas. De paso, me ha ayudado a trazar mi propio camino en la vida. Entrenar es lo mío, compartir lo que sé del running y acompañar a otr@s a descubir las delicias de correr. Una maratón al año no hace daño, es mi lema. Mientras tanto, bienvenidas todas las 21k, 15k y 10k posibles.

SIGUENOS EN REDES

COMENTA AQUÍ

NOVEDADES

 

$119,900

IVA INCLUIDO
 

$54,900

IVA INCLUIDO
 

$94,900

IVA INCLUIDO

BOGOTÁ: Entrega en 24 horas Aplica únicamente para compras desde $90.000 realizadas de lunes a jueves (no festivos) Que no hayan aplicado a promociones o descuentos adicionales. Mayor información 2107622 ext 109.
ENTREGA EN PUNTO DE VENTA: Una vez recibas la confirmación de tu pedido puedes comunicarte al 210 76 22 ext 109 para confirmar los horarios de entrega.
¿Tienes dudas sobre el proceso de compra?, llámanos al (1) 2107622 Ext. 101 y te asesoramos (L-V 9am a 6pm).
O escribe a: acliente@tiendacarreradelamujercolombia.com