¿Tienes alguna duda?
Mi terapia

Cuando salgo a correr no sé qué voy a pensar por el camino, pero sí sé que el paseo me ayudará a ordenar mis pensamientos. Muchas veces, correr es un desafío mental más que uno físico, no solo porque se necesita la cabeza enfocada para sostener el paso, cuidar la forma y cumplir la meta, sino en especial para sortear los baches del cansancio o los mensajes derrotistas que a veces nos enviamos.

Pensar bien es una de las cosas más difíciles. No me refiero a pensamientos positivos o a dejar pasar imágenes, ideas cortas o esos alegatos mentales que fluyen libres, según las preocupaciones o expectativas del momento. Hablo de utilizar el tiempo de correr para darle vueltas no solo al parque sino a un tema que nos persigue y amenaza con alcanzar nuestra paz.

Muchas de las personas que no corren tienen la idea de que los que sí corremos estamos como huyendo de algo. En realidad, con frecuencia correr nos lleva a meterle el cuerpo a ciertos temas. Me pasa: voy al trote y un asunto aplazado me asalta, me alcanza. Casi siempre se trata de algo que talla, incomoda, que no he resuelto y me afecta con cierta carga emocional.

Entonces pierdo el foco. Ya no logro concentrarme en el ritmo, en la respiración, en la forma como estoy avanzando, en cómo se está sintiendo mi cuerpo. Todo se cae como un castillo de naipes mientras lucho por contar hasta sesenta y bloquear el tema, o me entrego y me detengo un momento para respirar profundo, aceptar lo que me está pasando y retomar el paso.

Correr nos cambia físicamente, pero también mentalmente. De acuerdo con un estudio de 2016 de la Universidad de Arizona, quienes corren con frecuencia establecen otro patrón de conexiones neuronales en zonas del cerebro que involucran un pensamiento más desarrollado: memoria laboral, multitasking, atención, capacidad de tomar decisiones, y procesamiento de información visual y sensorial. Correr, además, en otras actividades disminuye la divagación y la falta de foco en los corredores.

Más acá del impacto en el cerebro, pienso que de lo que se trata –según he aprendido por el camino y con los años- es de tomar distancia y pensar con tranquilidad. Correr con calma. Ahí está la terapia, el ejercicio personal verdadero y ese valioso tiempo para mí, porque si la rabia o el desánimo se me cuelan en la pensadera, de paso me dañan la trotada. Y eso no lo voy a permitir.

Correr me ha enseñado a mirar mis problemas o mis temas pendientes de forma más fluida –como el deporte que estoy practicando- y aprovechar el entorno, la naturaleza o las distracciones de la calle para ir pensando sin presionarme a mí misma, sin armar drama, sin estridencias, sin falsas angustias. En una conversación íntima pero sincera. Al final, de regreso a mi casa, siempre llego mejor de lo que salí, con una nueva perspectiva, desatorada, renovada.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO:



BLOGUERA
SOY ADRY GÓMEZ

Mi viaje lo disfruto desde mis pasiones. El diseño, la moda, correr, inspirar, amar, crear, equivocarme, soñar. Valorar lo que soy desde mi diferencia para entender y dar sentido a otros desde la creación de una prenda hasta una marca. Mi vida es una carrera en la que soy libre, enérgica, ligera, en la que me conecto con mi ser y fluyo cómo mi sangre y con ella mi creatividad y mis sueños. Y con los latidos de mi corazón doy vida a nuevas marcas para que juntos lleguemos a la meta. Amo crear y amo correr!!

BLOGUERA
SOY POLY MARTÍNEZ

Tengo ya los suficientes kilómetros en los pies para decir que correr es, ante todo, meditación en movimiento. Soy una corredora común y corriente, periodista y madre de dos. Con los tenis puestos, he logrado llegar a lugares increíbles, conocer ciudades y conquistar montañas. De paso, me ha ayudado a trazar mi propio camino en la vida. Entrenar es lo mío, compartir lo que sé del running y acompañar a otr@s a descubir las delicias de correr. Una maratón al año no hace daño, es mi lema. Mientras tanto, bienvenidas todas las 21k, 15k y 10k posibles.

SIGUENOS EN REDES

COMENTA AQUÍ

NOVEDADES

 

$119,900

IVA INCLUIDO
 

$54,900

IVA INCLUIDO
 

$94,900

IVA INCLUIDO

BOGOTÁ: Entrega en 24 horas Aplica únicamente para compras desde $90.000 realizadas de lunes a jueves (no festivos) Que no hayan aplicado a promociones o descuentos adicionales. Mayor información 2107622 ext 109.
ENTREGA EN PUNTO DE VENTA: Una vez recibas la confirmación de tu pedido puedes comunicarte al 210 76 22 ext 109 para confirmar los horarios de entrega.
¿Tienes dudas sobre el proceso de compra?, llámanos al (1) 2107622 Ext. 101 y te asesoramos (L-V 9am a 6pm).
O escribe a: acliente@tiendacarreradelamujercolombia.com