¿Tienes alguna duda?
La que haga dieta, pierde

Yo no sé en qué momento de la vida a las mujeres nos queda tatuado en el cerebro el concepto de “dieta” en vez del concepto de “nutrición”. Son dos maneras muy diferentes de aproximarnos a la forma como nos alimentamos. La palabra dieta restringe mentalmente, limita, quita, saca, juzga. Nutrición, en cambio, diversifica, soporta, enriquece, fortalece.

Ando investigando el tema para un artículo y pensando en los diferentes roles que las mujeres nos armamos, descubrí que está ese: el de la dieta. Es algo así como decir “estoy entrenando” o “estoy estudiando” o “estoy embarazada”... “estoy a dieta”, una forma de estar en el mundo, en los restaurantes e invitaciones, al pasar frente a una panadería o sentarnos a la mesa a comer. Y muchas veces es un modo de juzgarnos, de compararnos por exceso o por defecto. El mensaje: no estoy bien, fallo.

Cuando hacemos ejercicio, estamos iniciando un plan de entrenamiento o empezando a correr, ya sea por gusto, por reto, por bajar un poco de peso y mover el esqueleto, o por una combinación de todas las anteriores, rara vez pensamos en términos de nutrición, y aún menos como soporte a nuestro plan de ejercicio, como una variable clave para llegar a la meta que nos trazamos.

Para mi felicidad, quedan varias carreras en este cierre de año, antes o por entre las ferias y fiestas que arrancan en Halloween y no terminan sino por allá después del 7 de enero. Sin embargo, es un tiempo complicado porque ese buñuelo nos hace ojitos (si son de los minis, nos parpadean a millón diciendo ven,ven ven, no tardes tanto...), porque está el tutaina, reuniones con familia y amigos, las celebraciones en la oficina o donde sea con tal de fiestear. El entrenamiento y la rutina de ejercicio van quedando arrinconados junto a la escoba, en el cuarto de los trastos.

Pero vienen esas carreras de cierre de 2017 y para aprovecharlas y disfrutarlas hay que pensar en nutrición, que parte de una pregunta fundamental: ¿esto que me voy a comer me ayuda a correr? Hay que hacerse la pregunta en serio, sin dar respuestas amañadas. Y la pregunta nos la tenemos que hacer nosotras mismas. Ya todas sabemos cuál es la comida chatarra, cuestionamos las bondades de los paquetes, el aporte de las gaseosas a la vida y algo hemos oído ya sobre exceso de azúcar, diabetes y prediabetes. A nosotras nadie nos engaña porque nos engañamos solitas.

Correr demanda comer bien, lo más sano y saludablemente posible, con comida de verdad: frutas, hortalizas, legumbres, carbohidratos de los buenos, no rebanadas de pan blanco o dizque integral, de supermercado; proteína y grasas. Mejorar el RP, que es bajarle segundos o minutos a nuestro mejor tiempo de carrera, también implica bajarle a los dulces, al tente en pie vacío (galleticas, barras de cereales, postres, etc), a las porciones muy grandes de proteína, a los excesos. Correr no es una licencia para comer mal.

Al hablar con los expertos aprendí o reafirmé varias cosas, donde la más importante es: debemos ir al nutricionista, al menos una vez al año. Ese tiempo de revisión, de conocer cómo estamos y qué podemos hacer para alimentarnos mejor y de acuerdo con nuestras necesidades (¡no para hacer dieta!) es fundamental. El nutricionista va a hacer toda la diferencia para empezar a pensar en el banano como deliciosa fuente de energía y dejar atrás el banano que nos amarga al cerrarnos el pantalón.

He hecho la prueba con mi medicina prepagada, a través del médico general. Le he dicho que entreno y quiero una revisión, y es posible. O en la revisión anual ginecológica, pídanle al doctor que las remita a un nutricionista o, mejor aún, a un deportólogo con el cual puedan iniciar una revisión y conversación calificada sobre deporte y alimentación.

Eres lo que comes, dicen por todos lados. Es cierto. De cara al entrenamiento, podemos ser cuidadosas, más allá de si queremos bajar los tiempos de carrera y tener un nuevo RP (récord personal). Por simple bienestar, para tener menos peso para llevar a cuestas, si es que sobra; para saber cómo alimentarnos antes-después de correr y durante las demás horas.

Me perdonan la generalización, pero no tenemos metido el chip de cuidarnos a profundidad y entender qué hacer para nutrirnos mejor, conocer nuestra composición de grasa y músculo, todos los “trogloditas” (así les digo a los triglicéridos y esas cosas), y así saber dónde estamos paradas antes de arrancar a correr y saber qué podemos mejorar. Por salud y no por dieta. Porque es esa salud la que nos permite vivir mejor, correr mejor.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO:



BLOGUERA
SOY ADRY GÓMEZ

Mi viaje lo disfruto desde mis pasiones. El diseño, la moda, correr, inspirar, amar, crear, equivocarme, soñar. Valorar lo que soy desde mi diferencia para entender y dar sentido a otros desde la creación de una prenda hasta una marca. Mi vida es una carrera en la que soy libre, enérgica, ligera, en la que me conecto con mi ser y fluyo cómo mi sangre y con ella mi creatividad y mis sueños. Y con los latidos de mi corazón doy vida a nuevas marcas para que juntos lleguemos a la meta. Amo crear y amo correr!!

BLOGUERA
SOY POLY MARTÍNEZ

Tengo ya los suficientes kilómetros en los pies para decir que correr es, ante todo, meditación en movimiento. Soy una corredora común y corriente, periodista y madre de dos. Con los tenis puestos, he logrado llegar a lugares increíbles, conocer ciudades y conquistar montañas. De paso, me ha ayudado a trazar mi propio camino en la vida. Entrenar es lo mío, compartir lo que sé del running y acompañar a otr@s a descubir las delicias de correr. Una maratón al año no hace daño, es mi lema. Mientras tanto, bienvenidas todas las 21k, 15k y 10k posibles.

SIGUENOS EN REDES

COMENTA AQUÍ

NOVEDADES

 

$119,900

IVA INCLUIDO
 

$54,900

IVA INCLUIDO
 

$94,900

IVA INCLUIDO
 

$74,900

IVA INCLUIDO

BOGOTÁ: Entrega en 24 horas Aplica únicamente para compras desde $90.000 realizadas de lunes a jueves (no festivos) Que no hayan aplicado a promociones o descuentos adicionales. Mayor información 2107622 ext 109.
ENTREGA EN PUNTO DE VENTA: Una vez recibas la confirmación de tu pedido puedes comunicarte al 210 76 22 ext 109 para confirmar los horarios de entrega.
¿Tienes dudas sobre el proceso de compra?, llámanos al (1) 2107622 Ext. 101 y te asesoramos (L-V 9am a 6pm).
O escribe a: acliente@tiendacarreradelamujercolombia.com