¿Tienes alguna duda?
PÓNGALE EL PECHO

Espectaculares para un escote. Perfectas para un bikini. Pero, ¿para correr? Seguramente a muchas de ustedes no es un tema que les pese, pero a mi gusto y tamaño, aunque lamento mis limitaciones a la hora de trajes largos y modelitos playeros, agradezco ser bastante plana en asuntos de tops deportivos.

Para entendernos, chicas: 32A o 32B o… 34A, según el corte. Eso se traduce, en brasieres para correr, en algo así como XS o S, no paso de ahí. Si bien en esto de correr menos es más –me imagino cuando veo a otras mejor equipadas que yo pero no tan cómodas-, eso no significa que todas, independientemente de edad, condición o talla no debamos cuidar el busto.

Y no todos los sujetadores (tops, brasieres o como quieran decirles) han sido creados iguales. ¿Cómo comprar? Esta es la principal clave: compre un top deportivo especializado para correr. Los hay específicos y son diferentes a los de salir a caminar suave por la ciclovía o ir al gimnasio a levantar pesas o cola o amigos o miradas. Una cosa es el topcito de tejido plano, con tiritas delgadas y muy bonitico, y otra cosa es salir a correr, galopar contra el piso y mantener todo bien puesto en su lugar.

Entre los brasieres para correr hay dos vertientes: los que son una sola tira de tela densa o que sujeta bien pero las aplana, y los que tienen igualmente telas resistentes, que contienen bien el pecho, pero… atención a esto… tienen las copas separadas, de forma tal que cada una va alojada en su lugar en vez de ir junticas sostenidas y… aplastadas (en general, los brasieres de compresión están diseñados para pechos pequeños).

Cada cual elige qué prefiere, según su tamaño y teoría estética. Sin embargo, a la hora de estar mejor acomodadas y protegidas, los sujetadores deportivos con copas moldeadas separadas son los más recomendados (en especial para bustos grandes y pesados). La razón es sencilla: al correr el pecho no solo se mueve de arriba hacia abajo, sino de lado a lado y de adentro hacia fuera, como el patrón del aleteo de una mariposa. Eso significa, para una mujer copa A, que el pecho se desplaza en promedio 3.5 cm en cada zancada, mientras que para una de copa D ese desplazamiento es de unos 6 centímetros. Un buen brasier deportivo reduce ese impacto en 55% en promedio.

Pero además, el pecho está conformado por grasa, glándulas, ligamentos y una delicada estructura de soporte de todos estos tejidos blandos, todo esto recubierto por piel, que va soltando, cediendo si no la cuida, así las tenga de mentiras. Correr sí ejerce un impacto y por eso hay que procurar reducir el bamboleo con un buen sujetador, que además esté elaborado con telas para deporte, que permitan una buena ventilación, transpiración.

¿Con tirantas cruzadas atrás como de nadadora? ¿Con tirantas normales, pero más anchas que las de un brasier cotidiano? Depende: las tirantas cruzadas en la espalda sostienen mejor el pecho contra el cuerpo, pero no se pueden graduar. Las tirantas a lado y lado, anchas y graduables, distribuyen mejor el peso y permiten mayor control, en especial para bustos pesados.

El contorno del brasier es muy importante porque es el que realmente da la estructura a la prenda. Los sujetadores deportivos con cierre en la espalda permiten una mejor graduación de lo apretado que se requiera, mientras que los de meter por la cabeza cuentan con más tela que sujeta la espalda pero no tienen esa graduación. Un truco: si, como a mí, la tira inferior del brasier (la del contorno de la caja torácica) las irrita o les pela la piel, úntense un poquito de vaselina o crema humectante para suavizar el contacto, el roce.

La prueba reina
Tengan en cuenta estos tips a la hora de comprar un brasier para correr:

  • Tiras: sostenga la parte superior de la tira y sujete la parte central de la respectiva copa. Hale y entre menos elástica se sienta, mejor control de movimiento ofrece ese modelo.
  • Copas: repita el experimento anterior halando la parte superior y la parte inferior de la copa. Entre menos se estire la copa, la tela, más soporte real ofrece. Una vez hecha esa prueba, mídase el brasier: independientemente de si es de compresión o estilo encapsulado (copas separadas), nada debe rebosarse, salirse, asomarse, desbordarse. Nada. Si se le salen, así no sea mucho, pida la siguiente talla de copa. Es decir: si en el 32A se le salen un poco, pida un 32B.
  • Banda inferior y paneles laterales: con el brasier puesto, deslice un dedo por debajo de la banda inferior. En teoría, no podría halarlo más de 2.5 cm de su cuerpo. En caso de que tenga broche en la espalada, si para lograr el ajuste lo debe graduar en los últimos ojales, entonces pida la talla inmediatamente inferior. Es decir: si pidió un 34A, pida un 32A. Y si alza los brazos por encima de la cabeza y la banda del contorno se sube, esa talla le queda grande, sea cual sea el diseño del sujetador deportivo.
  • Mantenimiento: para garantizar el buen cuidado, lávelo con agua fría, sin jabones con suavizante o con cloro. Póngalo a secar sobre una superficie plana. La vida útil, con un uso frecuente, es de 15 meses o máximo año y medio, siempre y cuando las fibras de spandex no empiecen a asomarse y se vea como “despelucado”.

Ya bien dotada, con el equipo que corresponde, hay una última sugerencia: corra sin pena, sin cruzar los brazos por encima del pecho, sin encorvarse. Corra con el pecho al frente, abierto, para respirar bien. Corra con una postura hacia arriba, con gracia y orgullo. Un buen brasier deportivo le va a liberar los brazos para que los ponga a lado y lado, los mueva como dando pequeños codazos hacia atrás y doblados suavemente en un ángulo de 90 grados por encima de los huesos de la cadera.

Inviertan tiempo en ustedes, en el cuidado de sus cuerpos, en sentirse cómodas y seguras. Eso implica tomarse un tiempito a la hora de comprar unos capri o pantalones para correr, brasieres, camisetas y demás prendas que usen. Soy de la teoría de que, en materia de brasieres y zapatos para correr (y de casi todo en la vida), es mejor calidad que cantidad. Bueno…. aunque tal vez para el temita de los escotes ese principio no aplica ni luce igual.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO:



BLOGUERA
SOY ADRY GÓMEZ

Mi viaje lo disfruto desde mis pasiones. El diseño, la moda, correr, inspirar, amar, crear, equivocarme, soñar. Valorar lo que soy desde mi diferencia para entender y dar sentido a otros desde la creación de una prenda hasta una marca. Mi vida es una carrera en la que soy libre, enérgica, ligera, en la que me conecto con mi ser y fluyo cómo mi sangre y con ella mi creatividad y mis sueños. Y con los latidos de mi corazón doy vida a nuevas marcas para que juntos lleguemos a la meta. Amo crear y amo correr!!

BLOGUERA
SOY POLY MARTÍNEZ

Tengo ya los suficientes kilómetros en los pies para decir que correr es, ante todo, meditación en movimiento. Soy una corredora común y corriente, periodista y madre de dos. Con los tenis puestos, he logrado llegar a lugares increíbles, conocer ciudades y conquistar montañas. De paso, me ha ayudado a trazar mi propio camino en la vida. Entrenar es lo mío, compartir lo que sé del running y acompañar a otr@s a descubir las delicias de correr. Una maratón al año no hace daño, es mi lema. Mientras tanto, bienvenidas todas las 21k, 15k y 10k posibles.

SIGUENOS EN REDES

COMENTA AQUÍ

NOVEDADES

 
 

$39,900

IVA INCLUIDO
 

$49,900

IVA INCLUIDO
 

$49,900

IVA INCLUIDO
 

$39,900

IVA INCLUIDO

BOGOTÁ: Entrega en 24 horas Aplica únicamente para compras desde $90.000 realizadas de lunes a jueves (no festivos) Que no hayan aplicado a promociones o descuentos adicionales. Mayor información 2107622 ext 109.
ENTREGA EN PUNTO DE VENTA: Una vez recibas la confirmación de tu pedido puedes comunicarte al 210 76 22 ext 109 para confirmar los horarios de entrega.
¿Tienes dudas sobre el proceso de compra?, llámanos al (1) 2107622 Ext. 101 y te asesoramos (L-V 9am a 6pm).
O escribe a: acliente@tiendacarreradelamujercolombia.com